Páginas

lunes, 22 de septiembre de 2014

Una cigüeña no nos hace padres

A veces nos es fácil llevarse bien con la familia. Y los amigos de verdad suelen estar fuera de ella. Mi primo y su mujer son una excepción. Los consideramos de nuestro círculo más íntimo. Y probablemente, si nos pasara algo a mi mujer y a mí, serían de los pocos a los que confiaría la custodia de mis hijos sin pestañear. No hay mucha gente de la que pueda decir eso, la verdad.
Precisamente por esa cercanía, me he decidido a dar el paso de contar su historia de los últimos meses. A pesar de su vocación por crear una familia y tener hijos, hace 2-3 años, a ella le diagnosticaron una grave enfermedad, por la que entró en el hospital con un dolor en el vientre y salió con un riñón menos y muchas manchas en el pulmón y otros órganos. Muchas visitas médicas.
Mucho desconcierto ante una enfermedad casi desconocida. Y un diagnóstico final: si se quedaba embarazada, las hormonas del embarazo multiplicarían la evolución de la enfermedad y su vida corría serio peligro. Muchas y muchas lágrimas. Muchísimas. Justo cuando querían ser padres...
Este fin de semana hemos estado en Sevilla con ellos. Con ellos y con su bebé. Mis niños no se querían despegar de ella. Sí, porque las lágrimas les dieron claridad en la visión. Y no estaban dispuestos a renunciar a su enorme vocación como pareja. Se pusieron en marcha. Y tras tantear muchas opciones, optaron por la maternidad subrogada. Por ella, una chica iba a albergar durante 9 meses el embrión de su futuro bebé a miles de kilómetros. Y acaban de aterrizar.
No conocía mucho de esta opción, pero la cercanía con ellos me ha hecho descubrir una realidad desconcertante: esa opción no está contemplada en la legislación española, y en los últimos meses ha habido titubeos legales y judiciales para impedir incluso la inscripción de esos niños como hijos de sus padres, aunque la gestación y el proceso jurídico se desarrolle en otros países. Y a eso se une el rechazo de la Iglesia e incluso la perplejidad del mundillo de las "constelaciones familiares"...Y qué decir del poder del "qué dirán", que aquí en España, pesa muchísimo. Está claro: si no pasas por la cigüeña, no eres padre ni para "Papá Estado" ni para "Mamá Iglesia"... ¡Y a ver qué dicen los vecinos! ¡Es imprescindible seguir el protocolo oficial! Y no exagero: mi primo se está encontrando con serias dificultades para disfrutar de su permiso de paternidad: es evidente que una niña que ha venido al mundo de una forma tan poco ortodoxa, no pide comer a las 4 de la mañana, no provoca cansancio, ni necesita el amor de sus padres en los primeros meses de vida, como el resto de los bebés.
Yo, la verdad, viendo el amor que han desparramado todos estos meses para tener a ese bebé en su hogar, la de obstáculos, papeleos y dificultades que han superado, y la felicidad que tienen ahora, lo tengo cada vez más claro:
-"Una cigueña no nos hace padres". Es decir: seguir el "protocolo" habitual para engendrar a un niño, no nos hace padres (¡cuántos hijos engendrados de forma "normal" viven en familias que no lo son, y sin embargo están revestidos de todos los parabienes oficiales)
-"Se puede ser padres, sin que sea la cigüeña la que nos traiga el bebé": una verdad como una catedral, viendo el caso de mi primo y su mujer.
Casos como este, me hacen cada vez alejarme más de dogmas, gurús, doctrinas oficiales, y normas al uso. La única verdad es el AMOR. Y el mundo de las formas, o del procedimiento que se siga, es una auténtica mentira. ¡Y cuánta importancia le damos, desgraciadamente!
Durante bastante tiempo mi perfil de whatsapp tenía la frase: "No importa el QUÉ, sino el CÓMO". Muchos no la entendieron. Pero va precisamente de eso: no importa si hemos seguido o no el procedimiento habitual u oficial, o si actuamos de una u otra forma. Tan sólo importa cómo lo hagamos, y cuánto amor desparramemos por el camino.
Incluso  respecto a la gestante, he descubierto una realidad alucinante. Frente a los que critican a estas "madres de alquiler que venden su maternidad por dinero", lo que hemos conocido nosotros ha sido la realidad de una chica totalmente normalizada, que ya tenía 3 hijos propios, y que en base a sus maravillosos embarazos anteriores quería ofrecer el regalo de un bebé a familias que no podían tenerlo. Hay gente con vocación hacia el prójimo que se va de misiones. Kim ha optado por dar esperanza mediante un embarazo a personas que no pueden tenerlo. Y ha desparramado todo el  amor del mundo en ello. ¡Cómo lo ha ido viviendo con sus hijos este embarazo para ubicar desde el principio a esa niña en otra familia!. ¡Cómo les ha ido transmitiendo a mi primo y su mujer todos los pequeños detalles del embarazo para que lo vivieran con ella! ¡Qué dulzura en los regalos que les ha hecho tras el parto!...Pero lo más impresionante, como en las películas, suelen ser los finales. Y el momento del parto lo ha sido: tras 12 horas de dilatación, y cuando la niña estaba a punto de salir, los médicos atisbaron posibles complicaciones y aconsejaron cesárea. Hablamos de operar su cuerpo, y dejarle una cicatriz de por vida, y  probablemente cerrar para siempre su potencial como madre, tras 4 embarazos. Sin embargo ella, en todo momento, sólo pensó en la niña y en sus padres. ¡E incluso pidió perdón por "haberles fallado" justo en el momento final! ¡Cuando, lógicamente, quien no sufre nada en una cesárea es la niña, y quien se queda con las secuelas de la intervención quirúrgica es la gestante.... ! Impresionante.
Lo tengo claro: AMOR, AMOR y AMOR. Ese es el único criterio...
Corren tiempos difíciles. Amar es urgente.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias.
Gracias.
Gracias!
Dificil explicar mejor todo esto.
Amor es la clave. Amor a raudales.
Un abrazo
Pedro Fuentes (SNH)

Anónimo dijo...

Estoy emocionada, qué bien has reflejado todo lo que sentimos en el proceso! Gracias de corazón, Raquel

Arte de mis Manos Al Andalus dijo...

Gracias amigos por hacernos participe de esta EXPLOSION DE VIDA, y muchísimas Felicidades a los padres y padrinos

Carlos Saborido dijo...

Jose Luis e Isabel son de las pocas personas buenas que quedan en la vida
Os merecéis lo mejor
Muchas felicidades por vuestra hija Elena.
Carlos Saborido

Tita a bordo dijo...

Siempre me pareció tan lógico y natural que mi hermana sería madre algún día, tiene el “gen-madre” más desarrollado que he conocido a nadie, que nunca me plantee que no lo sería, de un modo u otro. Desde luego, la vida se lo puso difícil. Era,… Eran unos padres sin hijo. Mi cuñado es sin duda un PADRE (con mayúsculas).
Gracias a Dios, que no a la Iglesia, y a los puñeteros yanquis, que desde ahora su bandera es la nuestra, pueden ser padres de su propio bebé. ¡Maravillosa ciencia! ¡Y maravillosa Kim!
Me encanta que hayas encontrado una forma de contarlo tan sencilla y clara para que quien no los conozcan puedan entenderlo. Porque los que estamos cerca tenemos claro que será la niña más querida.
Es una buena oportunidad para hacer mella en las personas y normalizar lo "desconocido", quizá entonces no me miren con cara de loca cuando digo que ojalá algún día pueda ser viable esta opción en España. Aún hay muchas vendas que quitar de los ojos.

Familia de 3 hijos dijo...

Es impresionante cómo abrimos el corazón al quitarnos "capas de cebolla" y mirar sin escudos la vida tal cual es. Algunos de vuestros comentarios nos ponen la piel de gallina.
Gracias, gracias y gracias

Anónimo dijo...

Hemos compartido la emoción de Isabel y José Luís con su hija Elena. Una niña preciosa a la que hemos acompañado en Chicago, su ciudad natal, percibiendo tanto amor que no es fácil mantener las lágrimas recordando la felicidad que sus padres que nos han regalado a todos. No recuerdo haber visto ninguna cigüeña en esta preciosa ciudad. Tampoco hace falta. A Elena la trajo un ángel de la mano.

Anónimo dijo...

No se podía decir ni más claro ni con más gusto... precioso!!!
una familia amiga de los papis y de los abuelos os desean todo lo mejor.. y esperan que esta magnífica desición cree RAICES de las que florezcan tolerancia, comprensión y respeto de todos los que no lo comprendan.
El Amor verdadero no entiende de religiones, posiciones sociales, ni sexos.
nuestra más sincera enhorabuena!!!

Anónimo dijo...

Q pena oir q todavia hay gente en el mundo tan cerrada de mente. Si siemprepensaramos en el que diran uno nunca haria nada en esta vida. Dar a luz no hace padre o madre a nadie, si no cuidar de los hijos. Solo puedo felicitar a esos maravillosos padres.

Un abuelo agradecido dijo...

Desde que José Luis y Mª Isabel nos reunió a tus tíos y a nosotros, era aproximadamente el 2º mes de gestación de Elenita, para darnos la buena nueva, la vida la hemos visto de algún modo trastornada, no encontrábamos el momento para preguntarles todas las dudas que nos surgían, ya conoces como han sido de herméticos en esta cuestión, empezamos a notar los efectos de la inquietud, del nerviosismo, de la intranquilidad que se traslucía en sus rostros. ¡Pero eso sí!, Ilusión, deseo, esperanza y una fe ciega en que las cosas iban a ir bien, aunque las ojeras hacían presagiar la de noches que se llevaban en vela y la de lágrimas derramadas. Ni que decir tiene que todos en mi familia hemos vivido el día a día que Mª Isabel y Kim mantenían por teléfono y la ilusión con la que mi esposa y sus hijas han preparado la habitación, la cuna, la ropita… Tenía 4 nieto/as antes de Elena, para mí son….¡Mi vida!, adoro a mis nieto/as, no concibo mi vida sin ellos, ahora llega Elena para seguir aumentando la familia y ocupar el lugar que le corresponde , ¡Bienvenida Elena! ¡Te va a sobrar amor! Tienes ya casi un mes de edad, pero muchos meses de cariño, de toda tu familia. Y, ahora, que quien quiera opinar que opine, que la Iglesia diga lo que le de la gana, que el gobierne ponga en dudas lo que quiera, ¡ya sabemos de su ineptitud! Y si hay algún vecino un “poco alarmado” ante ésta bendita osadía, ¡pues…!

Abuelo paterno dijo...

Soy el abuelo paterno de Elenita. Su historia es también ya nuestra historia, tan maravillosamente contada por Rafael, al que quiero agradecerle vivamente su escrito. Sí, es verdad: sólo desde el amor es posible comprender los desvelos, esperanzas y temores que la llegada al mundo de la niña conlleva. ¡ tantos niños abortados en el anonimato del olvido no puede hacernos olvidar el valor, el incalculable valor, de una vida humana! Precioso que Rafael lo haya recalcado de modo tan emocionante. Ahora nos queda a todos una tarea por delante: la de alimentar el amor en nuestra niña y en todos nosotros para que el mundo sea, un poco más, lo que debe ser. Gracias, Rafael.

SEXTI-ABUELOS dijo...

Hace unos días, concretamente el pasado 24 de Septiembre, leímos emocionados y llenos de alegría el correo del abuelo materno y el blog del amigo de Jose Luis. Quedamos maravillados con esa magnífica reflexión/exposición e hicimos sobre la marcha nuestro comentario sobre el acontecimiento, pero parece ser que no completé el formulario, pues hoy me pongo a releer la reflexión y todos los comentarios y observo que el nuestro no está........¡¡¡ mecachis, ahora comprendo que "por algo nos jubilan"!!!.
En todo caso, la expresión de los sentimientos de ese día 24 influenciados por la cercanía del acontecimiento, no quitan para que esos sentimientos no sólo sean los mismos, sino que se hayan aumentado, toda vez que, una vez más serenos y sosegados, podemos apreciar mucho mejor las visicitudes, los sacrificios, los sufrimientos, las expectativas, la ardua labor y un sin fin de situaciones que nuestros queridos Mª Isabel y Jose Luis han venido realizando a lo largo de mucho, mucho tiempo.
Ahora, gracias a Dios, a los esfuerzos de los nuevos papás, a la Ciencia y, como bien dice su abuelo materno, a otro ángel llamado Kim, Mª Isabel y Jose Luis son muy, muy felices porque Elenita es la bendición que Dios les ha dado como recompensa por los muchísimos merecimientos que ellos han contraído para conseguir este grandísimo premio. Y, como no, esa alegría y bendición ha llenado el corazón de nuestros amigos y de sus otros cuatro hijos e hijas y de toda la familia.
FELICIDADES DE CORAZÓN para todos porque os lo merecéis como padres, abuelos, tíos, etc, pero sobretodo porque sois lo que, para nosotros, mejor se puede decir de las personas...¡¡¡ QUE SOIS MUY BUENA GENTE, MUY BUENAS PERSONAS !!!
Sabéis que os queremos mucho... un fortísimo abrazo y muchos besos para todos.

Montsar dijo...

Realmente una aventura emocionante para las dos familias tanto la receptora como la de la mamá de alquiler.
Enhorabuena por ese bebé que vino al mundo gracias al amor y la fuerza para no rendirse y seguir sus sueños.
Emocionante historia

luciasm dijo...

Muchas gracias por el post y por la valentía. Felicidades a los padres.

Familia de 3 hijos dijo...

Esta noche (9/5/15) a las 21:30 en CanalSur (Reporteros) cuentan su historia. Valdrá la pen

Familia de 3 hijos dijo...

El reportaje en el que se habla del caso de Elenita lo tenéis en: http://alacarta.canalsur.es/television/video/alcohol-y-jovenes.-gestacion-subrogada./1831778/35
¡Vale mucho la pena!

maria fernandez dijo...

Dios! Quise leer esto y no he podido seguir en cuanto me he encontrado con similitudes de vivencias propias.

La vida es tan dura a veces...!
Alecrìn.