Páginas

domingo, 15 de julio de 2012

Eres mayoría silenciosa: ¡que te jodan!

Ayer escuché con incredulidad a la Ministra de Trabajo afirmando que las últimas medidas del Gobierno son "duras" pero "inevitables" y han sido elaboradas con "sensibilidad" por un Gobierno que actuará con "comprensión y humildad". Según ella, habrá algunos que se resistan al cambio, pero la mayoría silenciosa de buenos españoles afrontarán los esfuerzos con aplomo y serenidad. Estas palabras se producían sólo horas después de los exabruptos de su compañera Fabra en la aprobación de los nuevos recortes con el ya famoso "¡que se jodan!"
Si has llegado a leer hasta aquí y no te han dado mareos, urticaria o arcadas, es que efectivamente eres de esa mayoría silenciosa que frente a viento y marea, frente a incumplimientos electorales e imposiciones de Bruselas, frente a las crecientes desigualdades sociales y el persistente castigo a los inocentes de la crisis, crees ciegamente en el salva-patrias de turno, el gran mesías que nos sacará de ésta, y te pliegas ante los grandes lemas del milenio: "no hay alternativas", "las circunstancias nos obligan" o "más Europa, más euro".
Ciertamente, cuando Báñez hizo estas afirmaciones, no sé si lo hacía sólo para alentar a sus huestes o para motivar a un electorado en franca retirada. Pero lo que sí sé es que lo hizo con un total menosprecio a la inteligencia y al dolor de millones de personas que están sufriendo unas medidas radicalmente injustas y bajo mentiras impuestas. Ellos sí pueden desdecirse frente a lo reiteradamente prometido en campaña electoral y flagelarnos impunemente, pero nosotros no podemos movernos ni abrir la boca. Somos la mayoría silenciosa. Somos esa masa informe que depositó sus votos en forma de "cheque en blanco", y ni pensar que para nosotros las circunstancias también hayan cambiado. ¡Se siente....!
Por todo ello, eres mayoría silenciosa si piensas que acudir a las manifestaciones de tu pueblo o ciudad es una pérdida de tiempo porque no se consigue nada. Eres mayoría silenciosa, si estás desempleado y tumbado en tu sofá, esperando que alguien te saque de ésta. Eres mayoría silenciosa si te están haciendo recortes y te quedas en tu puesto de trabajo hasta que escampe. Eres mayoría silenciosa si eres profesor y no transmites a tu alumnado la necesidad de tener una conciencia crítica y unas tragaderas muy estrechas. Eres mayoría silenciosa si eres policía antidisturbios y no te planteas si estás defendiendo leyes injustas, y golpeando a quienes luchan por tus derechos. Eres mayoría silenciosa si no dejas de quejarte de la situación, pero ante el televisor. Eres mayoría silenciosa si no buscas medios veraces para contrastar la información y te tragas lo que te echan por la "caja tonta". Eres mayoría silenciosa si el miedo a alzar la voz o a que te señalen te paraliza para reclamar justicia. Eres mayoría silenciosa si estás tratando de salvar tu negocio y sus empleos, y dejas que te apaleen una y otra vez. Eres mayoría silenciosa si te crees las mentiras para justificar unas medidas que cargan sobre nosotros los desmanes de otros.
¿Seguirás siendo mayoría silenciosa hasta que ya no haya marcha atrás?

2 comentarios:

Andrés L. C. dijo...

Creo que ha sonado el despertador y ¡es hora de levantarse!

Os invito a leer el último artículo de nuestro blog:

http://elemperadorestadesnudo.blogspot.com.es/2012/07/de-ministros-y-otras-hierbas.html

De todos modos, debemos aceptar, aunque con tristeza claro, que en toda lucha, siempre hay una buena parte de personas que miran hacia otro lado y critican luego con vehemencia si la lucha fracasa o gritan enfervorecidos si tiene éxito. Ese parece el sino de este país de pícaros.

Felicitaciones por vuestro blog.
Un saludo.
Andrés.

marina garcía hidalgo dijo...

Quien llega aquí no puede serlo. Busco al grupo somos mayoría de chamartín.