Páginas

viernes, 13 de abril de 2012

Tengo familia y estoy Indignado. Soy un FamilyFlauta


Tengo varios familiares y amigos entre preocupados y perplejos con nosotros. No saben si nos hemos metido en una secta, si se nos ha aflojado algún tornillo o si nos hemos vuelto anti-sistema. No entienden muy bien cómo teniendo 3 niños, 3 carreras universitarias, trabajo estable y una casa, estamos mi mujer y yo reclamando cambios en el sistema. Algunos de ellos, con esos pensamientos, no se dan cuenta que quizás estén muy metidos en "la rueda de la rata" que les reduce a guardianes del sistema.
Me considero un privilegiado por no estar en las larguísimas colas del paro. Por no tener que estar acudiendo a los comedores de Cáritas. Por no ser de los cientos de personas desalojadas de sus casas. Por no ser de los millones de personas que no tienen ingresos en su hogar....A mí no me ha tocado, pero me niego a que mi silencio y el de mi familia nos hagan cómplices. Cómplices de una manipulación que nos lleva a una ficción de democracia. Cómplices de un sistema que no encontraba dinero para erradicar la pobreza, pero que en cuestión de meses puso 92 veces más para salvar a la banca. Cómplices de un sistema que nos quita libertad, y nos divide a base de ideologíasVa a ser que no.
Son inaceptables los intentos de manipulación que se están intentando realizar para reducir a la inmensa mayoría de personas que exigimos cambios y estamos indignados a gamberros, guerrilleros urbanos y violentos incontrolados. Es parte de la estrategia del poder. Ya se vio claramente hace un año cuando se intentó reducir a las grandes multitudes que se movilizaron con el 15M a un grupo de "perroflautas".
Mis 3 niños, mi mujer y yo no somos anti-sistema. El sistema es anti-nosotros. Y creo que es momento de dejar de esperar a que otros nos salven. Sea un político, un partido, un sindicato, la Unión Europea o el dichoso Eurovegas. Cada uno de nosotros/as tiene mucho por hacer: con su dinero, con su trabajocon su consumo, con su capacidad para movilizar a su entorno...
Por eso es preciso desactivar esa manipulación, y evidenciar que somos muchísimas familias las que exigimos cambios. Es necesario que se visibilice que queremos un mundo mejor para nuestros hijos. Y para mejorar este Mundo es crucial que les demos ejemplo a nuestros hijos. Y el momento es ahora. No toleramos que nos llamen gamberros, violentos o guerrilleros urbanos. Nos merecemos que no nos traten como a borregos o estúpidos.
Tengo familia, 3 hijos y estoy Indignado. Me considero una de las muchísimas piezas del sistema que "chirrían". Soy un FamilyFlauta
(#SoyFamilyFlauta)

10 comentarios:

Chispas dijo...

YO TAMBIEN ME SIENTO FAMILYFLAUTA Y ME SIENTO TOTALMENTE IDENTIFICADO. NOS TRATARAN DE DELICUENTES PERO ESTAREMOS DEFENDIENDO UN MUNDO MEJOR PARA NUESTROS HIJOS HASTA EL FINAL.

Antonio dijo...

Hace unos días dos amigos me pidieron que escribiera algo en este blog, que aportara algo, parte de mi visión de las cosas, parte quizás de mi experiencia o de mis vivencias. Yo ya les advertí que poco tenía para aportar y encima soy muy "espeso", me repito mucho y me cuesta sintetizar, eso ya lo saben bien quienes bien me conocen.
Desde que me llegó el enlace del blog algo se removió en mi interior y lo primero que me sacudió fue una mezcla de sana envidia y un tremendo orgullo, esto ya me ha pasado en otras ocasiones, cuando el bueno de Tomás me dio a leer su relato después de haber sido premiado en un concurso literario de por aquí cerca, o cuando otro de mis amigos, Pablo Cantos, logró que su primer largo se estrenara en el Festival de Cine de Málaga. Admiro la gente que toma iniciativas tan valientes, quizás esto tiene mucho más mérito para alguien tan cobarde como yo, pero considero fundamental que la gente se tire al barro para hacer eso que tanto les llena, pero sobre todo cuando se trata de algo que comparten, que dejan ahí para que los demás lo disfrutemos, lo compartamos o lo hagamos nuestro.
Así que vaya por delante este reconocimiento. El blog llegará lejos, seguro, y eso no se mide por el número de visitas, ni de aportaciones, ni de comentarios, sino por la propia satisfacción personal de quien lo suscribe. Acaso, alguien puede decirnos cuánto vale eso?
(SIGUE EN SIGUIENTE COMENTARIO)

Antonio dijo...

Familia e hijos, dos palabras muy comunes pero que agitan conciencias o al menos deberían. Para alguien como yo, que no soy muy familiar y encima no tengo hijos, esto se traduce en aspiraciones. De veras que aspiro a formar parte de una familia, a cualquier precio, como siempre ha sido, pese a que la clase política que ahora nos dirige se empeñe en que aprendamos lo mucho que cuesta a la sociedad un niño escolarizado, un comedor público, la salud o incluso las becas para que nuestros universitarios aprendan idiomas. Éstos no paran de ponerle precio a la "vida" que llevamos. De pronto el que tenía menos se convierte en el mayor derrochador, simplemente porque sus aspiraciones debían quedarse en un plano más bajo. Los ricos sí saben manejar sus finanzas, los pobres no.
Hoy, gracias a la "prima de riesgo", que ya podrían haber utilizado otro nombre, que yo sé que en todas las familias hay alguna prima más loquilla que otra pero ninguna tan peligrosa, creo, no?; Pues gracias a esto sabemos de presupuestos, de déficit, de bonos y demás enjundias financieras que de poco sirven a la madre que busca dónde comprar los cuadernos del niño más barato, o al que ha pasado de hacer la cola del paro a esconder sus vergüenzas en la cola de un comedor social o en la puerta de Cáritas.
En fin, que me van preparando para concienciarme del esfuerzo que supone formar una familia, como si nuestros padres no lo hubiesen hecho antes y en peores condiciones.
Pero por si aún te quedan ganas, ahí está al quite nuestra clase política para avisarte de los recortes, ahora en educación, en sanidad y en empleo, en seguridad no tanto porque los misiles nos salen muy baratitos y siempre quedan bien en un desfile.
Lo dicho, que me vaya preparando, porque un parto sale caro, el "termalgil" está por las nubes y el colegio está hipotecado y habrá que hacer un esfuerzo extra para pagar los plazos del Banco INVIERTIPIERDE, dueño de la escuela.
Sin duda alguien debería advertir a nuestros políticos que España sigue de pie gracias al valor de la familia. Con más o menos recursos, pero con firmes valores.
A mí me educaron mis padres mirando al futuro. Debía estudiar para ser alguien pero sobre todo para tener algo. Hoy la educación es para ahora, para ser algo. Y los idiomas ya no son para viajar, son para trabajar aquí, en tu propia tierra, son para hoy.
Pero no todo va a ser tan grave porque, para aprender inglés siempre nos quedará Gibraltar y para enseñarnos a trabajar ahí está Alemania, que cuando se trata de dar el callo siempre nos acoge con los brazos bien abiertos, antes a nuestros padres y ahora a nuestros hijos. Ellos nos darán esa experiencia que necesitamos para aprender a ser eficientes trabajadores además de saber combinar a la perfección los calcetines con las sandalias en pleno agosto.
Dicen que para afrontar un problema hay que empezar por reconocer que existe, así que tendremos que reconocer cuánto hemos contribuido para llegar hasta aquí y en qué medida. Pero de lo que se trata es de buscar un buen camino, así que seremos positivos y aportaremos nuestra visión y nuestras ideas para arrimar el hombro entre todos.
El bueno de José Luís Sampedro que cuando le preguntaban si otro mundo es posible, él respondía que otro mundo es seguro, y eso es un guiño a la esperanza.

Familia de 3 hijos, gracias por abrirnos este espacio y cuidado con lo de pedir alguien que escriba porque puede ser que se cumpla.

Anónimo dijo...

Mi familia y yo nos unimos a esa flauta, desde la sintonía y melodía que desprende,añadiendo que el trabajo y cambio debe de empezar por uno mismo,y asi llegaremos a la verdadera unión mundial que estamos buscando, para que nuestros hijos crezcan en un mundo mejor.

Anónimo dijo...

EL COMENTARIO ANTERIOR LO HICE YO MEME, NO SOY UNA ANONIMA, SIMPLEMENTE UNA DESPISTADA
MEME

Anónimo dijo...

Mi familia y yo nos unimos a esa flauta, desde la sintonía y melodía que desprende.Añadiendo que el trabajo y cambio debe empezar por nosotros mismos, para asi poder llegar a la verdadera unión mundial que estamos buscando, para que nuestros hijos vivan en un mundo mejor
MEME

Anónimo dijo...

Mi familia y yo nos unimos a esa flauta, desde la sintonía y melodía que desprende,añadiendo que el trabajo y cambio debe de empezar por uno mismo,y asi llegaremos a la verdadera unión mundial que estamos buscando, para que nuestros hijos crezcan en un mundo mejor.
Meme

Cardamomo dijo...

No sabemos si será un mundo mejor, pero seguro que será un mundo diferente. Lo bueno de la manipulación de la que somos objeto es que cada vez es más evidente, y por muy tontos y tontas que seamos la masa, al final acaba por verse el pastel y eso enfada, por lo menos a los no demasiado adeptos al Régimen. Besitos, os sigo siguiendo.

lyraylemos dijo...

Estamos todos passando por essas coisas, é mundial ,Viví toda a minha vida tentando transformar o mundo, e só me arrebentei nas pedras , as ondas são terríveis. Sou uma sobrevivente de muitos naufrágios .
Encontrei agora uma única VERDADE ; Só mudamos o mundo quando mudarmos a nós mesmos ,e acredito que é exatamente o que estamos fazendo, em nossas vidas.
Prova disso é que nos encontramos, através dessa ferramenta tão poderosa ,e que pouquíssimos tem consciencia.
Eu estou aprendendo sózinha a utilizar.
Namastê!

familia de 3 hijos dijo...

Mantê-lo no seu aprendizado! É hora de acordar e de fluxo. A se abrir para as nossas realidades e, especialmente, sempre tivemos dentro.
Namaste!
http://familiade3hijos.blogspot.com.es/2012/06/despertar-y-fluir.html