Páginas

domingo, 22 de febrero de 2015

Tréboles de 4 hojas

Dicen que es muy raro encontrar un trébol de cuatro hojas. Casi como una aguja en un pajar. Por eso suele ser símbolo de buena suerte. Nuestro jardín es un auténtico vergel de tréboles de cuatro hojas. Los amigos de nuestros hijos vienen expresamente a contemplar nuestras jardineras ante el "prodigio". Sin embargo, creo que no es cuestión del jardín o de la tierra que los alberga, sino más bien de los ojos que los contemplan. Estoy convencido de ello.
¿Existe la suerte? Puede existir el azar o la aleatoriedad en un porcentaje muy pequeñito. Pero el porcentaje mayor lo ponemos nosotros. Si mis hijos, cuando contemplan las plantas del jardín, están convencidos de que van a encontrar un trébol de cuatro hojas, si el azar hace que pueda haber uno, lo van a hallar sin duda. A mí me sucede lo mismo cuando voy a aparcar: esté lo concurrrido que esté, o sea lo céntrico que sea el lugar donde deba aparcar, siempre encuentro un aparcamiento maravilloso cerca de nuestro lugar de destino. Y nos pasa exactamente lo mismo con la actualidad: la gente nos pregunta cómo nos enteramos de noticias tan buenas y sorprendentes, cuando la actualidad es tan poco alagüeña.
Ni lo de  los tréboles ni lo de los aparcamientos ni lo de las noticias es cuestión de suerte. Al menos en su mayor parte. Es cuestión de actitud entrenada: me he acostumbrado a creer ciegamente en que voy a encontrar un aparcamiento. Lo visualizo y lo creo en mi mente, como si fuera real. Y ya sabemos que creer es crear. Estoy tan acostumbrado a ello, que ya no requiere ningún esfuerzo. Como cambiar de marchas o lavarte los dientes sin pensarlo. Y al resto de la familia le pasa igual en otras muchas cuestiones: están tan convencidos de que hay decenas de tréboles de cuatro hojas en nuestro jardín, que los visualizan en su mente y éstos acaban apareciendo.
Este entrenamiento de hábitos a veces genera alguna que otra carcajada en casa. Mis hijos están tan acostumbrados ya al lenguaje de "visualizar lo positivo" o de "creer es crear", que cuando perciben en alguna de mis expresiones el menor atisbo de pesimismo o negatividad, aunque sea sobre lo más anecdótico o superficial, me cae una "regañina de órdago". "¡Papá, no digas eso! ¡Que ya sabes que las palabras crean y el pensamiento también!"
Creo que con la suerte pasa un poco como con el amor. A veces nos pasamos toda la vida esperando "a ver si tenemos las suerte" de encontrar a nuestro príncipe o nuestra princesa azul, como si de algo mágico se tratara. Sin embargo, hay mucho más de voluntad y de actitud ante ello. Con demasiada frecuencia, vemos la realidad a través de la boca pequeña del embudo, y eso nos limita enormemente (el momento no es el adecuado, demasiado joven o demasiado mayor, gustos diferentes, incompatibilidad de horarios, lugares diferentes...). Además, esperamos que las posibles trabas o diferencias desaparezcan por arte de "birli-birloque". ¿Qué tal si aceptamos el momento o las dificultades y nos abrimos de "par en par" a lo que tenga que venir? ¿Qué tal si creamos una realidad creyendo en ella? Sólo hay que decir "quiero querer". A mí me fue "de lujo" con la que ohoy es mi esposa: tenía 16 años, estábamos a punto de irnos muy lejos cada uno, y yo no quería "ennoviarme" antes de acabar la Universidad. Pero miré la situación por primera vez en mi vida por la boca ancha del embudo y me lancé al vacío. Decidí querer. ¡Un tío tan "cuadriculado" como yo entonces! Fue mi primera novia. Es mi alma gemela desde entonces. Durante todos estos años ha habido dificultades de todo tipo. Pero seguimos "queriendo querer" con toda nuestra voluntad. Ponemos todos los "ojos" en ello. Y no paramos de ver tréboles de cuatro hojas, embudos boca-arriba, y aparcamientos "chollo". Y por lo que parece, nuestros hijos también.

jueves, 12 de febrero de 2015

Mi amigo el limpiabotas

Javier es limpiabotas. Estas últimas semanas no para de salir en los medios de comunicación. Cuando lo conocí hace unos meses en casa de un amigo común, reconozco que me generó sentimientos contradictorios. ¿Cómo podía ser que una personas tan preparada, tan formada y con tanta experiencia estuviese limpiando zapatos en la calle Larios de Málaga? Imagino que no sería esa la ilusión de su vida. Sin embargo, su aceptación de la situación, y la búsqueda de la excelencia en lo que su presente le ofrecía, que no es otra cosa que limpiar botas, demuestran su sabiduría.
Javier en foto de Drew Kaplan @KaplanDrew
Hay gente que odia la vida que le ha tocado. Sus días se vuelven grises cuando no negros. No paran de maldecir su suerte, y reniegan de todo y de todos. Javier no es así. O al menos a mí no me lo parece. Ha hecho de su profesión todo un arte. Y hay gente que viene de todos los lugares del mundo, por muy difícil que parezca creerlo, a hablar con él mientras les limpia el calzado. Además Javier es consciente de que vivimos en un momento único. Antes, si no te gustaba lo que hacías o vivías, no tenías muchas alternativas: o te aguantabas o tratabas de cambiar de vida. Ahora el Universo nos ofrece la posibilidad de complementar nuestra vida real con una vida virtual. Y Javier está aprovechando esa oportunidad. ¡Y vaya si la está aprovechando! Se ha convertido en una especie de "Robin Hood" de las redes sociales, donando cuentas de twitter a países, regiones y municipios. Nadie diría que su vida es insulsa o vacía como limpiabotas.
Hay quienes piensan que las redes sociales son un "come-cocos". También los hay que usan un martillo contra sus semejantes, mientras otros hacen maravillosas obras de bricolaje o escultura con él. Lo determinante no es el "qué", sino el "cómo". Internet no es malo en sí. Es una herramienta maravillosa si la usamos con consciencia. Cierto es que algunos abusan mucho de ella, que para otros es una simple evasión o escapada, y que es importante gestionar bien su uso para no menoscabar el gran activo que es nuestra atención. Sin embargo, estoy convencido que es un gran regalo que permite que muchas personas de buena voluntad estén luchando por hacer de este mundo bueno, un mundo mejor. Nunca hubo una oportunidad como ésta. Gentes de toda raza y condición, trabajando juntos desde la lejanía de sus respectivas vidas en favor de un anhelo común.
Hay gente que nos pregunta cómo nos da tiempo a hacer tantas cosas, conocer a tanta gente interesante y estar metidos en tantos "fregados" con 3 hijos a los que atender: campañas de crowdfunding, ONGs, AMPAS de instituto y conservatorio, colaboraciones con los scouts, activismo de distinta índole, etc. Y parte del secreto está en la enorme suerte del momento que nos ha tocado vivir, que nos permite gozar de una azarosa y maravillosa vida virtual (mientras los niños hacen los deberes, por ejemplo) que complementa y enriquece enormemente nuestra maravillosa vida real. En cualquier otro momento de la Historia sería imposible. Es un auténtico privilegio vivir este presente.
Doy gracias por nuestra vida real. Doy gracias por nuestra vida virtual.

viernes, 6 de febrero de 2015

¿Por qué una familia de 3 hijos como nosotros, se "moja" por Proyecto O Couso?

Llevo más de 25 años con mi compañera de viaje, Mey. Es impresionante la sabiduría interior que atesora y cómo su buen juicio nos ha ayudado en decisiones importantes como familia. Pero a pesar del tiempo transcurrido, no deja de sorprenderme. Hace unos días, una conversación familiar hacía un repaso de la actualidad tan "optimista" que asoma al telediario diariamente: paro, corrupción, yihadistas...La conversación y el panorama no podían ser más sombríos. Su respuesta fue tan clara como inconformista: "Me niego a ser pesimista. Nosotros, como familia, lo tenemos claro: no vamos a dejar de mostrar a nuestros hijos la cantidad de buena gente que hay en este mundo". Caras de "alucine". No es ése el discurso "oficial", ¿no?
En las últimas semanas han sido muchas las personas que en persona o por las redes sociales nos han preguntado por qué nos hemos "mojado" en la campaña de crowdfunding de "Goteo" para apoyar al Proyecto O Couso y crear una Casa de Acogida, una Escuela de Dones y Talentos, y una Comunidad Abierta en el Camino de Santiago. Algunos nos preguntan por nuestro testimonio en el vídeo de la campaña, otros por la pequeña "gota" de nuestra aportación económica, y otros por la intensa difusión que estamos haciendo. Es momento de explicar nuestros "por qués":
  • Porque es momento de apostar por "laboratorios de vida" que a modo de faros en la noche, nos ayuden a guiar nuestros rumbos hacia una vida de mayor sentido.
  • Porque resulta crucial encontrar espacios para volver a conectar con la esencia de la vida y sus preciosos milagros cotidianos dentro de una consciencia grupal: el silencio tras el amanecer, disfrutar de la comida en compañía, reír, danzar bajo la lluvia, sonreír al sol o a los animales, vencer miedos y dificultades juntos...


¿Hay acaso mejor legado para nuestros hijos que todas estas razones? Si te sientes interpelado/a por alguno o varios de nuestros "por qués", te animamos a luchar al máximo por tu "O Couso" de turno: difunde tu ilusión, comparte tus ganas y tu "granito de arena" en euros y en minutos, y súmate a otros muchos para hacer realidad tu sueño. Sea el que sea. Por tí y por los demás. Si tu sueño no te asusta, es que no es lo suficientemente grande. Y si te apetece sumarte al nuestro, eres más que bienvenid@.

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS

lunes, 2 de febrero de 2015

¿Podemos o no Podemos?

Estamos en un año muy electoral, y parece que la famosa frase de Hamlet "¿Ser o no ser?" cede su puesto a la de "¿Podemos o no Podemos?". Al menos eso es lo que parece por las conversaciones que hemos tenido las últimas semanas. En ellas todo el mundo no hace más que preguntarnos lo mismo: "¿Podemos o no Podemos?". Existencialmente lo tenemos claro: CREER ES CREAR, y SI QUEREMOS CREER, PODEMOS. Pero creo que la pregunta va más por la vertiente política, así que, aunque éste no sea un blog político, toca posicionarse.

Es un momento de despertar consciencial a todos los niveles. Los pueblos parecen querer optar por el autoempoderamiento. Y ello supone para nosotros ir más allá de un mero cambio de siglas o de caras. Debemos apostar por un cambio más profundo de hacer política y construir democracia. Desde esa perspectiva, interesa analizar los pros y contras que vemos en la alternativa de "Podemos"

PROS:

1.-Haber sido capaces de canalizar un amplio movimiento de protesta y de indignación como fue el 15M, anárquico, disperso y desdibujado, hacia una alternativa de gobierno, aunando ilusión hacia otra forma de actuar y ver la política, en la que prime una mayor democracia y justicia social. Parece que, tras muchos años, la ciudadanía se vuelve a preocupar por cuestiones político-sociales, trascendiendo el "pasotismo" que imperaba no hace mucho.

2.-Como ya decíamos antes de que surgiera el partido de Iglesias, es momento de superar la dicotomía entre derechas e izquierdas, e ir más allá de unas ideologías más pensadas en dividirnos que en construir juntos. Creemos que no es el momento de las ideologías: es el momento de los Principios. Y ante ellos no debería caber el "cambio de circunstancias" para el incumplimiento electoral. A pesar de la obsesión de los medios de comunicación por etiquetar, "Podemos" afirma que es un movimiento ciudadano, más allá de izquierdas y derechas. Esperemos que no sea una cuestión de mero marketing político, sino más de pedagogía política. En otros países, cuando un gobernante lo hace mal (y de eso tenemos sobradísimas pruebas en las últimas legislaturas) se le castiga dándole la espalda en las siguientes elecciones. Aquí el voto de la ideología y de "los míos" convierte en blanco lo negro y en negro lo blanco, haciendo que una decisión o una actuación no sea buena o mala en sí respecto a ciertos principios básicos, sino en función del partido y la ideología que lo sustenta.

3.-Hemos sido testigos directos del funcionamiento interno de "Podemos", promoviendo las listas abiertas, el voto directo, y el acceso y transparencia a los contenidos programáticos para encauzar las futuras decisiones. También nos ha encantado la capacidad que han tenido de movilizar a centenares de personas que, de forma solidaria y organizada, han cedido espacio en sus casas y coches para facilitar movilizaciones, algo inédito en política, igual que sus campañas de financiación. Las nuevas tecnologías lo permiten de forma sobrada. Creemos que si aspiramos a nuevas transformaciones sociales y democráticas, toca optar por la innovación y por una democracia más directa y participativa, menos delegada. Mi mujer y yo ya solicitamos, junto a varias decenas de miles de personas, al Congreso de los Diputados, mediante el proceso de Democracia 4.0, poder ejercer nuestra cuota de participación en la vida democrática del país: nuestros diputados representan la soberanía popular, pero la soberanía nacional reside en el pueblo (art. 1.2 CE). Y como ciudadanía queremos participar directamente en la toma de decisiones  que nos afectan, ya que sabemos que eso ya es posible, desde casa y  gracias a Internet, como ya lo han hecho algunos diputados de baja en ciertas votaciones. Nuestra petición sigue dormida en un cajón del Congreso desde hace meses: a los políticos no les interesa abrir esa opción de democracia directa. Pero somos muchos los "escamados" con promesas incumplidas y los que querríamos votar directamente cada ley, o delegar su voto en ciertas personas de nuestra máxima confianza por su conocimiento de la materia o competencia. Los inicios del funcionamiento interno de "Podemos" permite atisbar ese horizonte.

4.-Nos gusta también que no den por "sagrado" o "intocable" ningún principio. Parecen diferenciar en su discurso lo justo de lo legal. Todo es planteable, porque todo fluye y es dinámico, incluida la Constitución. Aún recuerdo durante años cómo se nos vendía por activa y pasiva la imposibilidad de tocar la Carta Magna, y cómo un día de agosto, con nocturnidad y alevosía,  se modificó por los dos partidos mayoritarios por intereses económicos. Somos adultos para decidir, y no hay "tabúes" sobre los que no se pueda dialogar o negociar, ya que incluidas las fronteras y las naciones no son más que un acuerdo social creado por nuestra mente, y que poco cuadra con el SOMOS UNO que la Naturaleza y la Vida nos dicta continuamente.


CONTRAS:

1.-No nos convence el protagonismo que Pablo Iglesias ha tenido y tiene casi como una "estrella del rock" surgida de un proceso mediático en la televisión, y en la que incluso su rostro se usó como logo del partido. Esos procesos tan "personalistas" están cargados de "ego" (que es lo que menos piden estos tiempos), y aunque se afirma que es un proceso para dar a conocer a la formación y sus propuestas, reiteramos lo ya dicho respecto a la importancia de los principios. Se ha usado el poder de los medios de comunicación, que tanto manipulan a la opinión pública, para aupar al líder que se supone que debe aupar a la ciudadanía. Peligrosa jugada, si no acabara en un "harakiri político", como decíamos hace años.

2.-Estamos convencidos que es necesario dedicar más energías a construir alternativas que a "luchar contra", y desgraciadamente la agresividad del discurso, el estilo "chulesco", la crítica desaforada, las expresiones de confrontación y de amenaza ("la casta", el "tic-tac", "jamás abrazaré a "...) están demasiado presentes en la retórica y discursos de sus dirigentes. Probablemente se argumente que es para aunar el descontento de muchas personas, y sin duda ha calado y ha conseguido su propósito. Pero creemos que se ha excedido con creces del "Poder del NO" al que otras veces hemos aludido como necesario en este blog , y si no salimos de la confrontación, difícilmente seremos capaces de crear nuevas formas de actuar. Creemos más en liderazgos basados en la ejemplaridad, la templanza y la austeridad como el de José Mújica en Uruguay, que en liderazgos efímeros basados en la confrontación.

3.-Una nueva forma de hacer política (p.ej. no encabezando las pancartas) debe extenderse a otras muchas más facetas de la liturgia política, que pueden crear suspicacias en personas de sensibilidades políticas muy distintas (p,ej. los puños en alto, la no-condena del cese de la violencia en Venezuela, etc). Y en ello resulta clave la ejemplaridad, sobre todo cuando todos tenemos nuestras incoherencias: de nada sirve tachar de "casta corrupta" a los políticos, y después tener que ingresar una declaración complementaria a Hacienda porque te han pillado con una "simulación de negocio" por haber declarado como sociedad lo que debías haber declarado como persona física para ahorrarte 130.000 eurillos de nada, como le acaba de suceder a Monedero. Incluso si hubiera sido legal (que no lo es) no parece muy justo, y mucho menos ejemplarizante para crear una conciencia social contra el fraude.

4.-En los últimos meses participamos como familia en el trabajo y difusión de distintos mecanismos ciudadanos para dotar de más presencia a la ciudadanía en la vida política desde el Partido X. Estos mecanismos, basados en principios y no en ideologías, han permitido destapar buena parte de los casos de corrupción que inundan hoy las portadas. También fuimos testigos de los intentos por crear alianzas con "Podemos" sin éxito. Creemos que no es momento de protagonismos sino de aunar esfuerzos con formaciones alternativas, tipo “Equo”, verdes europeos, Frente Cívico, Partido X...muchos de ellos con mucho trabajo técnico y de base que debería aprovecharse en favor del bien común. Nos genera duda ese proceso de confluencia de "Podemos", aunque quizás sea una estrategia hasta que alcancen ciertas cotas de poder y puedan controlar mejor las condiciones de tales acercamientos.

Vistos los pros y contras de "Podemos", lo que sí tenemos muy claro es que en ninguna de las citas electorales de este año vamos a votar a los partidos que han tenido responsabilidades de gobierno en los últimos años ni en nuestro municipio, ni en Andalucía ni en España. Nuestro voto no está ideologizado y apuesta por penalizar lo mal hecho y dar oportunidad a lo nuevo. 

Al margen de ello, no podemos estar más de acuerdo con Koldo Aldai cuando dice: "La regeneración política, no será posible sin una previa regeneración humana, sin que alcancemos primero a encarnar aquello que postulamos. Cuando “Podemos” llama a derrotar y “perseguir a la casta”, no podemos obviar que también deberemos hablar de derrotar y perseguirnos a nosotros mismos, al “Bárcenas”, al autoritario, al especulador… que, en mayor o menor medida, todos/as, llevamos dentro. La “casta” no sólo mora fuera, también nos habita. Situar sólo los enemigos en el exterior, nos puede llevar al supremo equívoco de que basta cambiar las estructuras, basta reemplazar la élite, arrinconar a los del PP y PSOE, para desembocar en la Arcadia. El viejo orden se desmoronará, una vez nos hayamos tumbado a nosotros mismos y nuestra naturaleza también individualista, materialista, depredadora…". Sin duda, es preciso cuestionar el modelo de vida que tenemos como civilización, y eso pasa por cuestionarnos a nosotros mismos, algo en lo que hemos insistido en muchos posts anteriores. Es momento de empezar a ser el cambio y no sólo clamar por él.