Páginas

sábado, 3 de septiembre de 2016

Carta a un hijo

Cuando encuentres esta carta en tu maleta, ya estarás a 8.500 kilómetros y a ocho horas de diferencia de nosotros. Habrás iniciado el viaje más largo e importante de tu vida. Un viaje que te llevará durante más de diez meses no sólo a otro país, a otra cultura y a otras realidades, sino a un encuentro con el adulto que ya empiezas a ser.
Ha habido gente en estos largos meses de preparativos que nos ha dicho que ellos no podrían enviar a su hijo/a tan lejos y durante tanto tiempo, porque lo/a quieren demasiado. Nosotros, porque te queremos tantísimo, hemos decidido apoyar tus deseos de abrirte al mundo, de conocer más, de aprender, y de iniciar el vuelo. Teníamos claro que nuestro papel como padres no va de crear nidos tan placenteros que no apetezca volar, sino de entrenar las alas para que el vuelo sea muy muy alto. Y este viaje que inicias es un grandísimo entrenamiento para ello, por mucho que te vayamos a echar de menos. 
Nos va a costar "horrores" no tenerte con nosotros. Nos va a costar "horrores" no escuchar tus ensayos de violín o tus sinfonías durante las cenas como música de fondo en casa. Nos va a costar "horrores" no escuchar tus novedades deportivas o las de tu orquesta. Nos va a costar "horrores" no compartir bromas y "piques" familiares contigo... Pero sabemos que es lo que ahora necesitas, y lo asumimos con la mayor de las sonrisas y determinación, pero lógicamente también con un pellizco y alguna lágrima en el corazón.
No es momento ya de darte consejos, de prevenirte de peligros, ni de apelar a tu cautela. Confiamos al cien por cien en ti, y sabemos que actuarás con criterio. Sabemos bien que te equivocarás, que pasarás momentos duros y difíciles, y que te tocará vivir circunstancias dolorosas, de esas que sólo se mitigan con un abrazo materno o paterno, como tras alguno de nuestros "tiras y aflojas" de la adolescencia. Verás cosas que no te convenzan, o que vayan contra tus principios, pero eso consolidará tu tolerancia, y reafirmará tu modelo de vida para un futuro, porque lo habrás vivido por ti mismo y no actuarás "de oídas". Nosotros estaremos ahí, "a tiro de whatsapp" o de skype para lo que necesites y cuando lo necesites. Esas experiencias serán las que apuntalen tu madurez y te abrirán la puerta a la edad adulta. Como ya te ha sucedido en el pasado, te sentirás más fuerte y libre una vez que las hayas superado o hayas aprendido de ellas. CREER es CREAR, y no hay nadie como tú creyendo y creando posibilidades. Y tal y como nos has dejado escrito en el frigorífico de casa: "A VECES SE GANA, Y A VECES SE APRENDE".
Quienes te acogen en Wyoming no se pueden imaginar la suerte que tienen. Les ha tocado la lotería en forma de energía, vitalidad e ilusión. Harás multitud de amigos. Practicarás infinidad de deportes. Gozarás de una naturaleza inigualable. Te meterás en todo tipo de actividades e iniciativas. Y absorberás, como la "esponjita" que eres, hasta el último hilo de enseñanza que aparezca en tu camino. Tan sólo te pedimos una cosa: que desparrames por donde pases ese "pedazo" de corazón que tienes, y quiere mucho a todos aquellos que se crucen contigo. No hay en el mundo muchos corazones como el tuyo, y es un regalo inmenso para quienes te rodean.
Bueno, "churri": estamos muy orgullosos de ti. Te tendremos permanentemente en nuestros pensamientos y en nuestros corazones. Y cuando nos veamos en unos meses, aunque ya serás probablemente una nueva persona, te cogeremos con todas las ganas del mundo, para estrujarte a besos y abrazos.
Papá, mamá, Samuel y Eva.



NOTA: Este contenido, como todo lo que compartimos, no tiene ningún afán de lucro para nosotros, sus autores. ¡Bastante premio estamos teniendo con los aprendizajes y con las personas que estamos conociendo por el camino! Sin embargo nos encantaría que nuestras creaciones (escritos, vídeos, audios, recetas, remedios caseros, etc) acaben beneficiando ese "mundo mejor" a través de entidades solidarias que apuestan por él. Por eso, algunos de esos contenidos los subimos a nuestra página en Patreon (https://www.patreon.com/familiade3hijos) para disfrute de quienes estáis colaborando en esos proyectos solidarios, aunque sea con 1 simple euro al mes. Basta con pulsar en el botón rojo de "Become a patron". ¿Queréis ser nuestros cómplices, aunque sea con algo simbólico? ¡¡GRACIAS!!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Segura de que el vuelo será alto.

Juan Antonio López dijo...

Qué preciosa carta y que chulo poder compartirla con todos. Vuela, vuela alto Pablo y ya nos cuentas tus vivencias. Os mando el abrazo más grande que he mandado jamás, es para los Meys, y llega desde Wyoming hasta Málaga...